Su viaje ha sido acompañado por una misión del Departamento de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO) que también ha presentado los proyectos en los que las actividades humanitarias favorecen y fortalecen la resiliencia de las comunidades afectadas por el conflicto armado.

Es importante destacar que, ante la tragedia presentada por la avalancha en Mocoa el pasado mes de abril, ECHO destinó de manera inmediata 150.000 euros (casi 500 millones de pesos) para artículos no alimentarios y agua potable en las primeras 24 horas de la emergencia y se instalaron tanques de agua y filtros para proveer a las comunidades más necesitadas.

Según lo afirma la encargada de Negocios de la Unión Europea en Colombia, Rachel Brazier: “El enviado especial de la UE, Eamon Gilmore, transmite el apoyo político de la UE al proceso de paz, especialmente en la fase de implementación. Él trabaja con el Gobierno colombiano y otros actores del país, así como con los Estados Miembros de la Unión Europea y el Parlamento Europeo”.

La visita del Enviado Especial finalizará en Bogotá en donde tendrá una reunión con los embajadores de los Estados Miembros de la UE acreditados en Colombia, en compañía del jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault y con directores de ONG que focalizan su trabajo en ayuda humanitaria.

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:50