De acuerdo con el estudio Paz, conflicto y reconciliación. Colombia 2016 del Barómetro de las Américas, que analiza la opinión pública en temas de percepción, creencia, actitud y experiencia de la población en temas de democracia, instituciones y procesos políticos coyunturales, es evidente que la mayoría de los colombianos continúa con el apoyo a la salida negociada al conflicto armado, pero son poco optimistas sobre el futuro de lo acordado en la mesa de negociación.

También llama la atención el análisis de la estabilidad y cambio en las opiniones de los colombianos sobre el Proceso de Paz. Al comparar los estudios 2013, 2014 y 2016, se pudo establecer que se mantiene el apoyo a las negociaciones de paz, al igual que la negativa de los colombianos a hacer concesiones (políticas y jurídicas) a las Farc. El estudio además reveló que más del 55% de los encuestados en 2013, 2014 y 2016 ve posible la reintegración a la sociedad de los excombatientes desmovilizados.

Otros resultados que llamaron la atención fueron:

  • En 2008 el conflicto armado era considerado el problema más grave del país para 6 de cada 10 colombianos, en 2016 lo es para 2 de cada 10
  • Desde 2004 la mayoría de los colombianos han favorecido la negociación como mecanismo para solucionar el conflicto con las guerrillas. En 2016 el apoyo a la salida negociada llegó al 67%.
  • Los colombianos apoyaron más el proceso de paz, que el acuerdo firmado con las Farc. 53% apoyó el proceso entre abril y mayo de 2014 mientras que solo el 41% apoyó el Acuerdo de Paz entre agosto y octubre de 2016.

Por su parte, el alto comisionado para la paz, Rodrigo Rivera Salazar, indicó que el estudio es una herramienta que permite escuchar a los colombianos y a partir de sus opiniones y necesidades, respecto al proceso de paz,  empezar a pulir las acciones de Gobierno que permitan avanzar acertadamente hacia un posconflicto exitoso. “Estamos navegando por un territorio inédito y extremadamente complejo. No fue fácil negociar el acuerdo de paz con las Farc, que era un ejercicio de dos partes; ahora la situación es más compleja, pues esta construcción de paz es un ejercicio colectivo con miles y millones de actores del país; esto solo sale bien si existe una articulación de acciones. Es como en una gran orquesta en donde cada uno interpreta su instrumento concentrado en lo que sabe hacer y articulando con los otros. Lo que estamos trabajando actualmente no lo hemos conocido los colombianos en toda nuestra historia”.

En este encuentro participaron representantes de Usaid, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, Ministerio de Trabajo, Ministerio del Interior, Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Ministerio de Justicia y, por supuesto, APC-Colombia, entidad representada por Andrés Uribe Orozco, director de Demanda, quien considera que este estudio del Observatorio de la Democracia, de la Universidad de los Andes, permite tener una buena aproximación de la percepción de la población frente al proceso de paz y, con ello, ser más asertivos al momento de hacer frente a los retos que impone el período de posconflicto y la construcción de paz.

Vale precisar que en esta reunión además el Observatorio recibió las propuestas e inquietudes de los representantes de los entes nacionales que estuvieron presentes respecto al próximo estudio que se realizará en el tema Colombia Rural del Posconflicto 2017.

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:50