Este acuerdo hace operativo el Canje de Notas, realizado el pasado mes de julio de 2017, en donde el gobierno japonés, a través de APC-Colombia, otorgó al país una donación de 10 millones de dólares para la adquisición de equipo de desminado humanitario.

La donación japonesa contribuye considerablemente a esta apuesta del Gobierno colombiano centrada en ofrecer mejores condiciones de vida y de seguridad en zonas anteriormente afectadas por el conflicto armado; para ello, y de la mano de expertos que trabajan bajo estándares internacionales, se ayuda a garantizar que los terrenos libres de minas sean seguros para la comunidad de la población rural que había sido azotada por la violencia.

Cada vez menos víctimas

Este tipo de aportes son de gran importancia para Colombia, especialmente cuando los resultados, en cuanto a la reducción de víctimas, son notorios:

El desminado, que responde además al cumplimiento de Convención de Ottawa y que el país inició desde el año 2005, es una acción concreta que apoya el camino hacia el logro de la paz en nuestro país.

Se trata de una tarea de gran impacto que beneficia directamente a los habitantes de las zonas más afectadas de Colombia como son:

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:50