Con la transferencia de conocimiento del proyecto, el cual se realizó a través de la Cooperación Sur-Sur, CSS, la población de La Paz, Bolivia podrá mejorar sus hábitos de actividad física y con ello reducir las enfermedades y fomentar la vida más sana y dinámica.

Para el embajador Polo, el programa deja un saldo social significativo en La Paz, Bolivia al afianzar la práctica deportiva y ofrecer opciones para que especialmente los niños y jóvenes tengan disciplina y manejen su tiempo libre de manera apropiada.

Por su parte, la directora general de la Agencia indicó que programas como la ciclovía tienen un impacto positivo en la construcción de ciudadanía, pues además de que se crea un espacio de encuentro social en el que todos son iguales, se ofrece recreación gratuita para los habitantes, se contribuye a la salud física y mental de las personas al igual que se hace un gran aporte al medio ambiente, pues existe disminución del ruido y se mejora la calidad del aire. “Se trata de una transferencia de conocimiento muy positiva que debe ser aprovechada por otros países”, sostuvo.

Según Óscar Ruiz, jefe de recreación del IDRD,  el compartir la experiencia de los 45 años de ciclovía de Bogotá, a través de la transferencia de conocimiento, es motivo de orgullo, pues además de mejorar la salud de los habitantes de La Paz existe integración social de los ciudadanos de todas las edades y condiciones socioeconómicas.

Este proyecto forma parte del programa de cooperación 2017-2019 aprobado por los gobiernos de ambos países durante la V Reunión de la Comisión Mixta de Cooperación Técnica, Científica, Tecnológica, Educativa, Cultural y Deportiva entre Colombia y Bolivia, en el cual se contemplan siete proyectos de cooperación en los sectores de gobierno, cultura, sector agropecuario y construcción de paz.

 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:46