El Ministerio de Defensa puso en servicio un nuevo centro de rehabilitación para sus miembros en condición de discapacidad gracias al apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA).

Bogotá, junio 18 de 2015.- El Ministerio de Defensa puso en funcionamiento un moderno centro de rehabilitación que beneficiará a 1.300 soldados, infantes de marina y policías en condición de discapacidad gracias al apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) y a la efectiva gestión de la Agencia de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia.

La construcción del Centro Amistoso de Rehabilitación Integral (CRI) tuvo un costo de 33 mil millones de pesos, de los cuales, KOICA realizó un aporte de USD 11’500.000. El CRI es un proyecto aprobado por el Gobierno coreano en el año 2007, como símbolo de amistad entre los países y en agradecimiento a las Fuerzas Militares de Colombia por el apoyo a Corea en la guerra contra Corea del Norte. APC-Colombia acompañó todo el proceso desde la firma del convenio articulando a los diferentes actores contribuyendo de esta forma a la materialización del CRI.

El CRI cuenta con aulas de formación, una piscina y muro para escalar con fines terapéuticos, gimnasios, simuladores de transporte público y vivienda para facilitar la inclusión a las actividades de la vida diaria, así como equipos para ejercitar la mente. Por otra parte,  las instalaciones contarán con alojamiento para 100 personas, que estarán allí como parte de su entrenamiento para la inclusión social.

El CRI contará con más de 130 profesionales de la salud entre fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales entre otros que participarán en la rehabilitación de los miembros de la fuerza pública y en su incorporación a la vida familiar, social, cultural y laboral.  El CRI ofrecerá diversos servicios a través de los programas de vida activa y productiva, comunicación y cognición, interacción con el entorno, actividad física y movilidad.

El CRI prestará rehabilitación integral contribuyendo a que militares y miembros de la fuerza pública que se hayan visto afectados por el conflicto armado u otro acto en el que sufrieran lesiones importantes, tengan un soporte que les ayude a mejorar su calidad de vida y a llevar una vida digna.

De acuerdo con estadísticas del 2014 de la Dirección de Sanidad de la Fuerza Pública,  hay 6595 miembros con discapacidad permanente. De ellos el 43.16% de la población presenta algún tipo de discapacidad física, el 23.77% sufre de una discapacidad mental, el 17.54% tiene alguna discapacidad cognitiva, el 5.45% tiene discapacidad múltiple, el 5.30% discapacidad auditiva y el 4.74% discapacidad visual.  Por otro lado, de los miembros de la fuerza pública discapacitados 3045 son personas entre los 19 y 50 años. 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:51