Siete cooperantes japoneses, que adelantan su voluntariado en diferentes regiones del país, compartieron su experiencia durante este primer año de actividades.

Bogotá, noviembre 30 de 2015 - Siete ciudadanos japoneses se encuentran desde hace un año en Colombia apoyando con su conocimiento la gestión que realizan entidades de diferentes regiones del país en áreas fundamentales para el desarrollo.

Ellos hacen parte del Programa Voluntarios Japoneses para la Cooperación en el Extranjero (JOVC) que se realiza a través de JICA  y mediante el cual el Gobierno japonés contribuye al desarrollo del país solicitante con el envío de voluntarios que transfieren su conocimiento a entidades colombianas que se benefician de este intercambio cultural.   

“Los cooperantes y contrapartes trabajan en áreas vitales para el desarrollo del país como son la educación, incluyendo educación especial,  ambiental y matemáticas en primaria, el control de calidad, la protección del medio ambiente y prevención de desastres en las costas y la automatización de energías renovables”, dijo Satoshi Murosawa, representante residente de JICA en Colombia.

“El trabajo de los cooperantes está alineado con las áreas prioritarias de asistencia JICA en este país y muestra hacia donde estamos encaminando nuestro esfuerzo de cooperación”, agregó Murosawa.

Megumi Kawaguchi, Ryuichi Ichihara, Moeko Otani, Shizuo Ueda, Yumi Tagawa, Makoto Kigasawa y Kenichi Fujiwara adelantan su voluntariado en la Fundación REI para la Rehabilitación Integral, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina), la Secretaría Distrital de Ambiente, el Centro de Tecnologías de Transporte del SENA en Bogotá, la Gobernación de Quindío, la Secretaría de Educación, la Alcaldía de Medellín, y en el Ecoparque del SENA Regional Caldas respectivamente.

Yuri Tagawa es docente de primaria en el Japón y sicóloga infantil y tiene experiencia en el trabajo con docentes. El método de enseñanza de matemáticas que usa Tagawa se basa en clases abiertas del equipo con docentes con observadores externos  que hacen sugerencias que son implementadas al modelo hasta obtener los resultados esperados.  Este modelo se basa en explicar el paso a paso de cada operación y proceso apoyándose en materiales gráficos.

Tagawa colabora también en la elaboración de guías de enseñanza de matemáticas para los  maestros y de textos para los estudiantes de primero a quinto grado.

Por su parte, Ryuichi Ichihara adelanta su voluntariado en la Coporación Coralina en asistencia técnica para la conservación costera. Hasta la fecha su trabajo se ha concentrado en investigar las causas de la degradación de los sistemas y  el impacto en la zona.

Moeko Otani apoya  el programa de educación ambiental que se adelanta el Parque Distrital del Humedal de Santa María del Lago enseñando a la comunidad sobre el respeto al medio ambiente y la importancia de la conservación. 

Como ellos todos los voluntarios apoyan las actividades y proyectos de cada institución y contribuyen con su conocimiento a la realización de los mismos.

Las contrapartes de los siete voluntarios en cada entidad reconocieron el aporte valioso de cada uno de ellos a los programas que adelantan e incluso algunas ya hicieron solicitudes para tener nuevos voluntarios una vez concluya el trabajo de los actuales ciudadanos japoneses.

Andrés Uribe, director de Demanda de Cooperación  de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia,  agradeció  al Gobierno de Japón y a JICA por su apoyo al desarrollo económico y social de Colombia, a través de diferentes modalidades de cooperación incluido el envío de voluntarios.

“A todos los voluntarios japoneses les queremos expresar un enorme agradecimiento por todo el trabajo que han realizado en nuestro país y por compartir con nosotros su experiencia. De igual, manera agradecemos a las instituciones colombianas por su compromiso y por el apoyo que brindan a todos los voluntarios para el desarrollo de los propósitos planteados profesionalmente y por brindarles su respeto”, dijo Uribe

El programa JOCV  orientado a ofrecer asistencia técnica en el extranjero fue creado en 1965 y ha enviado a más de 19.000 hombres y mujeres a 66 países del mundo.  En Colombia, el programa se estableció desde 1985 mediante un acuerdo de cooperación de los dos gobiernos y desde entonces más de 300 voluntarios han compartido su experiencia con diversas instituciones y entidades del país.

En los 25 años que el Programa de Jóvenes Cooperantes ha estado presente en Colombia ha contribuido al desarrollo de las capacidades del capital humano y al fortalecimiento de las instituciones colombianas, así como de Fundaciones y ONGs”, dijo Uribe.

Las entidades interesadas en solicitar Cooperantes Voluntarios deben consultar con el Coordinador o un Oficial del Programa de Cooperantes Voluntarios (JOCV) en la oficina de JICA Colombia con el fin de recibir las información acerca de los procedimientos a seguir.

Entre las áreas de cooperación del programa se encuentran: bienestar social, salud y asistencia médica, obras públicas, comercio y turismo, energéticos, minería e industria entre otras.  

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:51