Bogotá, 18 de Noviembre de 2014. Para trazar los lineamientos de trabajo que permitirán a las víctimas de la región mejorar su acceso a las ofertas estatales y no estatales, se reunieron el Gobierno Nacional, el Departamento de Caquetá, la Alcaldía de Florencia, representantes de la sociedad civil y la Cooperación Alemana.

Treinta y cinco delegados de 12 entidades gubernamentales y no oficiales, duran5te dos días realizaron un ejercicio de planificación participativa y dieron inicio al proyecto de Fortalecimiento estructural de la asistencia a víctimas y su integración en el departamento de Caquetá en Colombia (FORTES), con el liderazgo de Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) por sus siglas en alemán, con el apoyo de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia.

En el evento estuvieron presentes la Organización Internacional de Migraciones (OIM), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el SENA, la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas (UARIV), la Mesa Departamental de Víctimas, la Red de Desarrollo y Paz de Caquetá, el Centro de Emprendimiento (Seemprende) y el Consultorio Jurídico de la Universidad de la Amazonía.

El Coordinador del Proyecto FORTES, Martin Schneichel, afirmó que “queremos mejorar la coordinación entre los diferentes organismos del Estado y organizaciones no gubernamentales para que las víctimas tengan un mejor acceso a las ofertas estatales y no estatales. El segundo objetivo de la iniciativa es mejorar las condiciones económicas de las víctimas del conflicto armado”. 

Por su parte Raúl Sotelo, director de CORPOMANIGUA, expresó que “con la Cooperación Alemana vamos a apoyar a familias desplazadas que van a cultivar hortalizas para su alimentación”. 

Para lograr estos dos objetivos principales, las instituciones que lideran la iniciativa van a abrir una oficina en Florencia en donde brindarán información y atención a las víctimas sobre todas las transferencias estatales existentes y demás ofertas de apoyo. 

Por miedo de ser estigmatizados, muchas víctimas no se registran, no obstante, estar inscrito en el registro de desplazados internos es condición para disfrutar de las prestaciones estatales. Junto con empresas privadas se buscarán también nuevos empleos que permitan mejorar las condiciones económicas de las víctimas.

El gobierno del Caquetá, que elaboró la propuesta, aportará recursos financieros que se unirán a los fondos de la Cooperación Alemana, provenientes del Ministerio de Desarrollo Económico y Cooperación (BMZ) de Alemania. 

El proyecto durará hasta marzo de 2017 y concentrará su trabajo en el municipio de Florencia donde, reside la mayor parte de las víctimas. Según la Administración Departamental de Caquetá, en 2011 había 90 mil desplazados internos, aproximadamente el 19% de su población total estimada en  465.000 habitantes, 47.000 de ellos son niños y jóvenes hasta 17 años.

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:51