El proyecto Cordón Ambiental y Tradicional de la Sierra Nevada de Santa Marta logró darle una solución integral de abastecimiento, tratamiento de agua y saneamiento básico a los pueblos indígenas que aquí habitan.

 

Bogotá, abril 22 de 2016.  Kogui, Arhuaco, Kankuamo y Wiwa. Cuatro etnias indígenas que viven en la Sierra Nevada de Santa Marta y que juntos suman más de 30.000 personas. Una cifra que adicional a los problemas de violencia política, cultivos ilícitos de coca y marihuana, y presencia de grupos armados al margen de la ley que los aquejan desde los años 40, los obligó a ubicarse en las partes altas del macizo, es decir, páramos y nacederos de agua.

Este desplazamiento forzoso no sólo ha generado un desgaste de aproximadamente el 30% de la capa vegetal, lo más grave es que ha alterado completamente la armonía sagrada entre el hombre y la naturaleza, que para los indígenas representan el equilibrio del universo. Frente a este escenario, el Gobierno Nacional se propuso salvar la principal fábrica natural de agua de la Costa Caribe.

 

Fue así como en el año 2009 le presentó a la Agencia  Española de Cooperación  Internacional para el Desarrollo, el proyecto Cordón Ambiental y Tradicional de la Sierra Nevada de Santa Marta, enfocado en diseñar una solución integral de abastecimiento, tratamiento de agua y saneamiento básico, esperando que el gobierno español se uniera a esta buena causa.

 

Conscientes de lo importante que es proteger a la Sierra y los 10 mil millones de m³ de agua con que abastece a dos millones de personas, se firmó un convenio de financiación entre el Instituto de Crédito Oficial de España, y Acción Social, hoy conocido como Prosperidad Social, que permitió darle vida a este proyecto que comenzó a ejecutarse el 8 de febrero de 2012, bajo la batuta de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta. 

 

Con recursos provenientes del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento del Gobierno de España por un valor de $3.197.849.435, un aporte de contrapartida con Corpoguajira por $800.000.00, gestionados a través de Prosperidad Social, y otra contrapartida adicional de $700.000.000 por medio de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, en 35 meses se logró dotar y ampliar el servicio de agua potable e implementar el servicio de saneamiento básico, ambos con enfoque étnico en las poblaciones priorizadas en la Sierra Nevada. Paralelamente se generaron mecanismos de participación comunitaria para que aprendieran el uso eficiente de los servicios de agua.

 

Estos resultados fueron posibles gracias al trabajo articulado entre la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en representación del Gobierno de España, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la Fundación Pro-Sierra, Prosperidad Social y APC-Colombia.

 

Para APC-Colombia haber hecho parte de la gestión de este proyecto, ratifica el compromiso de la agencia con el tema de sostenibilidad ambiental, planteado en la Hoja de Ruta de la Cooperación Internacional 2015-2018. Por esta razón hoy 22 de abril, día de la madre tierra, lanzamos la campaña #LaSierraSeReconecta, con la que buscamos concientizar a los colombianos sobre la importancia de darle un uso responsable al agua y dejar los malos hábitos. Entender el pacto sagrado entre hombre y naturaleza, donde el agua es valorada como el espíritu de la madre tierra. La oportunidad ideal para reconectarnos con la mayor riqueza natural que tiene el país y rendirle un homenaje a los indígenas que por años se han dedicado a proteger la Sierra Nevada de Santa Marta. 
 

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:53