Esta fue una de las preguntas que se plantearon durante la IV Conferencia de Colombia en Harvard, MIT, BU y Tufts, donde APC-Colombia participó.

Bogotá, abril 26 de 2016. Mientras el país espera a que concluyan las conversaciones en La Habana y se firme el acuerdo de paz, uno de los temas pendientes por resolver es cómo se financiará el posconflicto. Con esto en mente, la Asociación de Estudiantes Colombianos de Harvard, MIT, BU y Tufts, organizaron la IV Conferencia de Colombia, donde académicos, artistas, entidades gubernamentales, y el público general pudieron compartir sus opiniones frente a este tema.

Fue así como la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia, APC-Colombia, representada por su director, Alejandro Gamboa, fue invitada a participar en el panel Financiando el posconflicto: Alinear los intereses del Gobierno, donantes internacionales y agencias locales. Lo hizo acompañado de Sarah-Ann Lynch, Subdirectora para América Latina y el Caribe de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, entidad que desde el 2001 ha entregado alrededor de dos mil millones de dólares para programas de desarrollo social y económico, derechos humanos, apoyo a víctimas del conflicto, entre otros.

Durante esta intervención, surgió la pregunta sobre el rol de la cooperación internacional en el posconflicto. Alejandro Gamboa explicó que en un escenario de posconflicto, los cooperantes serán los socios catalizadores al momento de desarrollar proyectos que vayan alineados con los seis puntos de la agenda de La Habana, y donde las personas que han sido víctimas de la guerra, se vean beneficiadas de manera permanente.

En el último año APC-Colombia ha podido apreciar que los cooperantes internacionales como Estados Unidos, Alemania, Suecia, Suiza, España, y la Unión Europea, por mencionar algunos, están cada vez más comprometidos con Colombia, al punto que han incluido el tema de posconflicto como área prioritaria para los próximos años.  En este punto, Alejandro Gamboa compartió con los asistentes la creación del Fondo Colombia en Paz, que financiará a través de contrapartidas nacionales, proyectos que se implementen bajo los cuatro fondos internacionales relacionados con el posconflicto: Fondo de Naciones Unidas, Fondo del Banco Mundial, Fondo de la Unión Europea y Fondo del BID. Es en estos fondos internacionales donde la mayoría de países donantes pondrán sus recursos de cooperación para el país, y serán destinados a los territorios más afectados por el conflicto armado colombiano.

Para que dichos aportes conlleven a una sostenibilidad en los territorios, es indispensable invertirlos en proyectos de inclusión social y reconciliación que permitan ver una transformación rural; que cuenten con la participación de actores locales, darles protagonismo en la toma de decisiones y tener un cooperante que entienda su problemática es clave. Un ejemplo son los casos de Cooperación Col-Col, donde se promueve un intercambio de conocimiento y experiencias entre dos o más regiones del país, y se generan buenas prácticas para ser replicadas en todo el territorio nacional. En este tema, la Agencia Española de Cooperación (AECID) ha hecho significativos aportes.

Con el trabajo en conjunto entre el sector público, sector privado y la sociedad civil,  en APC-Colombia estamos seguros que será más fácil garantizar la sostenibilidad de los aportes de la cooperación internacional, y por ende, asegurar que sean correctamente invertidos en los territorios más afectados durante una etapa de posconflicto.

Modificado el Jue, 11/06/2020 - 12:53